Aceite Rosa Mosqueta (Kismera Line)
Aceite Rosa Mosqueta (Kismera Line)
Aceite Rosa Mosqueta (Kismera Line)
Aceite Rosa Mosqueta (Kismera Line)
Aceite Rosa Mosqueta (Kismera Line)

Alimentos Antiinflamatorios: Tips y Salud

Alimentos Antiinflamatorios

Alimentos Antiinflamatorios en Procedimientos Quirúrgicos

Sin duda alguna, después de un Procedimiento Quirúrgico, o estamos en algún proceso de inflamación pensamos en como desinflamar rápidamente. Por lo que hoy te traemos varios Alimentos  Antiinflamatorios que pueden hacer que la retención de líquido desaparezca más rápido que lo regular.

  • Papaya: Es una fruta exótica, la cual es rica en Vitamina E y C. Además de que posee muchas propiedades Medicinales. Es un excelente antiinflamatorio, en especial a nivel del tracto digestivo. Todos sus beneficios son gracias a su contenido de papaína, que es una enzima que ayuda en la digestión de las proteínas y de esta manera mejora la digestión, y a la vez ayuda a reducir la inflamación. 
  • Salmón: es una fuente excelente de ácidos grasos esenciales omega 3s. Estos aceites son las sustancias más potentes para luchar contra la inflamación, hasta se substituyen en algunos casos por medicamentos. Ciertas investigaciones muestran que los omega tres disminuyen los problemas de corazón, cáncer y artritis. El contenido de ácidos esenciales omega 3 es muy elevado en el cerebro y parece ser que son muy importantes para funciones cognitivas como la memoria  y el comportamiento. Por supuesto las fuentes siempre son importantes, y en el caso del salmón, es mejor comprar zona no contaminada y salvaje que de una factoría de pescado.
  • Semillas de Chía: Los ácidos grasos que se encuentran en la naturaleza están más equilibrados que los que normalmente encontramos en nuestras dietas típicas. Las semillas de chía, por ejemplo, suplen tanto aceites omega 3 como omega 6 que deberían ser consumidos de una forma equilibrada.  Las semillas de chía son antioxidantes (tanto, que duran mucho tiempo fuera del frigorífico), antiinflamatorias, contienen aceites esenciales, mucina, vitaminas A, B, E, y D y muchos minerales. Por algo era uno de los alimentos favoritos de losantiguos guerreros aztecas. La capacidad de las semillas de Chía para revertir la inflamación, regular el colesterol y bajar la presión arterial las convierte en un arma fundamental en la batalla contra las enfermedades cardíacas. Puedes añadirlas a todo, incluso tu zumo favorito para darle un cuerpo espeso y aumentar su contenido en proteínas.
  • Semillas de Lino: Una fuente de omega 3s, fitonutrientes y antioxidantes. Los lignatos son polifenoles con poder antioxidante para prevenir el envejecimiento, equilibrar las hormonas y mejorar la salud celular. Estos polifenoles, además, contribuyen al crecimiento de los probióticos en el tracto digestivo, e incluso se especula que pueden ayudar a eliminar el exceso de levaduras (Candida, la cual aprovecha cual proceso de inmunosupresión) en el cuerpo.Dado su alto contenido en fibra, se recomienda triturarlas o molerlas antes de consumirlas para ayudar al tracto digestivo a acceder a sus beneficiosos nutrientes.
  • Jengibre: Freso, seco, en suplemento, en extracto…o como lo quieras. El jengibre es otro alimento que ayuda a reducir la inflamación causada por una respuesta inmunitaria excesiva. La medicina ayurvédica ha promovido el jengibre desde siempre para modular el sistema inmune. Se supone, según esta tradición, que el jengibre es efectivo para “calentar” el cuerpo y así ayuda a deshacerse de las toxinas en los órganos. Además es muy bueno limpiando el sistema linfático, que es el sistema de desecho del cuerpo. A algunas personas les ayuda mucho a superar sus procesos alérgicos y encima combina, en mi opinión, bien con casi todo.
  • Cúrcuma: Esta especia, también conocida por sus beneficios antioxidantes, anticancerígenos y antidepresivos, es uno de los alimentos más antiinflamatorios que encontramos. Su componente curcumina es altamente antiinflamatorio, por lo que se recomienda a personas que sufran dolores, reumatismo, fibromialgia o fatiga crónica, etc. Podemos tomarla en forma de extracto, cápsulas o comprimidos, o bien incluyéndola en nuestros menús diarios.En este caso debemos saber que la cúrcuma da un poco de sabor y bastante color amarillo a las recetas, pero la podemos incluir tranquilamente a todo tipo de sopas, cremas, guisos, arroces, pasta o salsas. Y además, también la podemos añadir a postres como pasteles, batidos, flanes, natillas, etc. La dosis recomendada sería, aproximadamente, de una cucharada de postre diaria
  • Cebolla: es rica en minerales como el calcio, el magnesio, el cloro, el cobalto, el cobre, el hierro, el fósforo, el yodo, el silicio o el azufre, entre muchos otros, y también contiene las vitaminas A, B, C y E. Pero lo que más destacamos son un flavonoide antioxidante que contiene llamado quercetina y un polifenol antioxidante conocido como antocianina. Estos componentes previenen la oxidación de ácidos grasos, ayudan a eliminar los radicales libres que reducen de manera importante la inflamación de todo el cuerpo. La cebolla también tiene propiedades altamente depurativas, antisépticas y diuréticas. La recomendamos especialmente para las inflamaciones del aparato respiratorio y del urinario.

Alimentos Antiinflamatorios

  • Apio: En estudios farmacológicos recientes se ha demostrado que las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias del apio ayudan a mejorar la presión arterial, los niveles de colesterol y prevenir las enfermedades cardíacas. El apio es además una fuente excelente de potasio. 

    Ya sabemos que mantener el equilibrio entre nutrientes es clave. Por eso es importante combinar las comidas altas en sodio, con los alimentos que contienen potasio como el apio. El sodio hace que entren los fluidos y los nutrientes a las células, mientras que el potasio ayuda a la eliminación de toxinas. Sabemos que las comidas procesadas son altas en sodio, pero las dietas, en general, no son tan altas en potasio y, por ello, si no tenemos en cuenta el ratio de sodio/potasio las toxinas se irán acumulan en nuestro cuerpo haciendo que la inflamación aumente.

Otros Alimentos Antiinflamatorios

  • Remolacha: Una buena señal de que el contenido de antioxidantes es alto en un alimento es un color intenso, y un ejemplo de ello son las remolachas. Sabemos que el termino “antioxidante” es general y abarca muchos tipos de moléculas que luchan contra el daño celular que causa la inflamación. En el caso de la remolacha, el antioxidante más abundante se llama betalaína que le da a este tubérculo su color característico y sus excelentes propiedades antiinflamatorias. Cuando la añadimos a la dieta la remolacha repara las células dañadas y aumenta los niveles de minerales como el potasio y el magnesio que son importantes para luchar contra la inflamación.Esto es clave porque el calcio, que es un nutriente vital, no se procesa bien cuando existe una deficiencia de magnesio. En esos casos el calcio se acumula en el  cuerpo y puede llegar a crear piedras en el riñón y aumentar la deposición mineral en las articulaciones (en lugar de los huesos). Pero cuando consumimos una dieta equilibrada con alimentos antiinflamatorios ricos en calcio y también en magnesio, el cuerpo procesa mejor lo que consume.
  • Té verde: Esta excelente y tradicional bebida medicinal es rica en antioxidantes y flavonoices, que ayudan a reducir la inflamación. Potenciaremos sus efectos antiinflamatorios si lo combinamos con un poco de jengibre en polvo y lo endulzamos con estevia.Recomendamos tomarlo fuera de las comidas, especialmente si sufrimos anemia, ya que dificulta la asimilación del hierro que contienen los alimentos. También deberíamos elegir un té verde de calidad, a ser posible ecológico. Lo podemos tomar en infusión o comprimidos.
  • Brócoli: Es el vegetal que siempre aparece en la1s fotos de revista…Por algo será. Su valor como alimento antiinflamatorio es muy alto. El brócoli también tiene un alto contenido en potasio y magnesio, y además sus antioxidantes son particularmente potentes y antiinflamatorios.Las vitaminas, flavonoides y carotenoides del brócoli trabajan de forma conjunta para reducir el estrés oxidativo en el cuerpo y ayudar a combatir la inflamación crónica y el desarrollo del cáncer. Es mejor consumirlo ligeramente al vapor para reducir su contenido de goitrógenos, especialmente para aquellos que tienen enfermedades de la glándula tiroides.
  • Mora azul o arándano azul: Aquí hay un antioxidante que es especialmente potente, se trata de la quercetina, que se encuentra en los cítricos, el aceite de oliva y las bayas de color oscuro como la mora azul. Esta molécula es un flavonoide que reduce la inflamación e incluso el cáncer. En un estudio que buscaba un tratamiento para reducir la inflamación en el colon irritable, se utilizaron varios antioxidantes extraídos de frutas y se observó que la quercetina fue la que mejor resultados obtenía.Otro estudio concluyó que el consumo de moras azules ralentiza el empeoramiento cognitivo y la pérdida de memoria con la edad. Además, está fruta está muy rica y la puedes añadir a casi todo, desde tu yogur matinal hasta tu ensalada de la cena.
  • Caldo de hueso: El caldo de hueso contiene minerales que el cuerpo puede fácilmente absorber: calcio, magnesio, fósforo, silicio, sulfuro y otros. El caldo de hueso contiene además condrotina y glucosamina, suplementos que se venden en tiendas de nutrición y herbolarios (por bastante dinero) para reducir la inflamación, la artritis y los dolores de articulaciones. Cuando alguien sufre de síndrome del intestino permeable, es muy recomendable consumir mucho caldo de hueso que contiene colágeno y los aminoácidos prolina y glicina que ayudan a reparar la pared intestinal del intestino poroso.
  • Aceite de coco: La combinación de aceites y hierbas es muy exitosa para tratar la inflamación. Los lípidos (grasas) y especias tienen compuestos antiinflamatorios muy potentes, especialmente el aceite de coco y la curcuma. La gente que sufre de osteoporosis, por ejemplo, presenta un nivel elevado de estrés oxidativo. Puesto que uno de los beneficios del aceite de coco incluye luchar contra los radicales libres, se trata entonces de un tratamiento natural para la osteoporosis.El aceite de coco se puede utilizar también de forma tópica (perfecto para masajes) y para cocinar ya que se trata de un aceite que es estable al calor y, por lo tanto, es ideal para cocinar tus vegetales antiinflamatorios.

Recuerda Compartir con tus Amigos: Alimentos Antiinflamatorios

About The Author

Related posts

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *