Aceite Rosa Mosqueta (Kismera Line)
Aceite Rosa Mosqueta (Kismera Line)
Aceite Rosa Mosqueta (Kismera Line)
Aceite Rosa Mosqueta (Kismera Line)
Aceite Rosa Mosqueta (Kismera Line)

¿ Cáncer mama e implantes de mama, guardan alguna relación?

 Cáncer mama e implantes, ¿están relacionados?

Ni los implantes mamarios de solución salina ni los silicona parecen aumentar el riesgo de cáncer de seno (Cáncer mama e Implantes). Un metaanálisis que combinó los resultados de 10 estudios no encontró ningún aumento en el riesgo de cáncer de mama entre las mujeres con prótesis mamaria.
Muchos años, las mujeres han protestado por la falta de información acerca de la cirugía de los implantes mamarios, en parte se debe al hecho que los implantes de gel de silicona fueron ampliamente usados antes de los requerimientos para la investigación y documentación de la seguridad y efectividad de ésta inclusión médica.  En 1997, el Departamento Federal de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, patrocinó un extenso estudio de los implantes de silicona para los senos e incluye los siguientes puntos:

–       Una observación científica de los componentes de los implantes, incluyendo un análisis de la química, toxicología e inmunología de la Silicona;

–      Una historia de los implantes de seno y una descripción de las “generaciones” modernas o de las muchas formas que pueden tomar en el tiempo;

–       Una revisión de las complicaciones ocurridas durante y después de la cirugía de los implantes mamarios;

–       Un intenso análisis de los estudios buscando si los implantes mamarios están relacionados con enfermedades del Tejido Conectivo, Reumáticas, Neurológicas o Cáncer;

–       Una evaluación de si existe algún tipo de efecto de los implantes de silicona sobre el embarazo, la lactancia y el recién nacido;

–       Una evaluación de cómo la mamografía y otras técnicas de imagen sobre las mamas se encuentran afectadas con los implantes mamarios.

Se han derivado muchísimas recomendaciones acerca de la seguridad de los implantes de silicona y lo más importante es que se ha promovido la información a mujeres que ya tienen implantes en los senos o quienes consideran la cirugía dentro de sus planes.

La resonancia magnetica es un excelente estudio para identificar cualquier anomalía.  El inconveniente de este estudio es su alto costo. Pero la buena noticia es que sirve tanto para la evaluación de tumoraciones del seno como para conocer el estado de los implantes.

La detección en casos de implantes y que los procedimientos son los mismos que en las mujeres que no lo tienen.  Es decir, mamografía, ultrasonografía e incluso el examen médico.

Si el implante se sitúa por detrás del músculo pectoral mayor hay menor dificultad en la exploración radiológica de la mama.

En cambio, si el implante es puesto detrás de la glándula mamaria y por delante del músculo pectoral mayor hay dificultad en la exploración radiológica de la mama.

Prótesis de silicón no causan el mal

La idea de que los implantes de siliconas determinan una predisposición a padecer cáncer de mama no es un mito. Esto surgió en algún momento, pero ya no tiene vigencia.

Para entender esto hay que remontarse a 1992, año en que la Food and Droug Administration (FDA) de los Estados Unidos restringió el uso de implantes de siliconas en los pechos de las mujeres, puesto que no había evidencias de su seguridad a largo plazo.

Luego llegaron años de investigaciones, gracias a que el Congreso estadounidense ordenó a los Institutos Nacionales de Salud que realizarán un amplio estudio complementario para evaluar esta hipótesis.

Diez años más tarde los especialistas del National Cancer Institute concluyeron que no hubo diferencias en el riesgo de sufrir cáncer de mama en las mujeres que recibieron implantes de siliconas que en las que no los recibieron.

Ten pendiente: 

Todas las mujeres tienen un riesgo potencial de padecer cáncer de mama en alguna etapa de su vida. Por esta razón, hay que conocer los factores que predisponen a este mal

Anticonceptivos
Precaución. Los anticonceptivos orales pueden aumentar ligeramente el riesgo de sufrir cáncer de mama. Esto va a depender de la edad, el tiempo de uso y otros factores.

Mujeres obesas
El peso. El papel de la obesidad como factor de riesgo sigue siendo controvertido. Algunos estudios muestran que sí lo es y que se asocia con la producción de altos niveles de estrógenos en ellas.

Alcohol
Mal Hábito. Unos 10 gramos diarios de alcohol aumenta en un 7% el riesgo de desarrollar este tipo de tumor, según un estudio del Grupo español de Investigación de Cáncer de mama (GEICAM).

Tabaco
Fumadoras. Tienen 30% más riesgo de sufrir un cáncer de mama que las no fumadoras, según un trabajo publicado en la revista del Instituto Nacional del Cáncer estadounidense.

Antecedentes
Factor genéticos. Varios estudios han mostrado que el haber tenido tumores previos en las mamas, útero, ovarios o colon, y antecedentes de cáncer en la familia aumentan el riesgo.

 

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *